Venerable y Real Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad y Santo Entierro de Nuestro Señor Jesucristo

Establecida canónicamente en la parroquia de Santa Cruz de Cádiz

Nuestro padre Jesús Yacente del Santo Entierro

Nuestra Señora de la Soledad

Una iglesia parroquial de Santa Cruz que se llenó con motivo de la Solemne Función de los cultos de Cuaresma de la Cofradía de la Soledad y Santo Entierro, puso el punto y final a una cita tradicional antes de la Semana Santa y que se desarrolló con detalles novedosos desde antes del comienzo. La ceremonia estuvo presidida por el director espiritual de la corporación penitencial y párroco de Santa Cruz, Don Rafael Fernández Aguilar.
La llegada de las autoridades y de los hermanos mayores y representantes de las hermandades y cofradías invitadas, recibidas en la puerta del templo por el hermano mayor, el fiscal y la secretaria, Fernando Javier Díaz, David Fernández y Lucía González de la Torre, respectivamente, en presencia del responsable de protocolo, José Luis Sancho, se produjo mientras seis militares de distintos ejércitos efectuaban guardia de honor y custodia a Nuestra Señora de la Soledad y al Yacente del Santo Entierro, ubicándose para ello ante el altar de cultos. Esta concesión por parte de la Subdelegación de Defensa de Cádiz provocó que todas las autoridades y los representantes se detuvieran ante la capilla para contemplar una estampa singular.
La Solemne Función, en la que 18 hermanos acudieron a la imposición de medalla, concluyó con la Junta de Gobierno, autoridades, hermanos mayores y representantes ante el altar de cultos, donde Fernández Aguilar realizó la última oración antes del canto de la Salve Regina, a los sones de la organista Sandra Massa Santos, que durante la ceremonia interpretó piezas como el ‘Ave María’ de Giulio Caccini.
La Cofradía de la Soledad y Santo Entierro agradece la presencia de Jacinto Plaza, en nombre de la Junta Permanente del Consejo Local, de los hermanos mayores y representantes de las distintas hermandades y cofradías de la ciudad, así como de José Lanceta, como titular de Cáritas Parroquial.

Foto: Álvaro Lanceta