El cabildo de hermanos de la Cofradía de la Soledad y Santo Entierro, en presencia de su director espiritual, Don Rafael Fernández Aguilar, ha aprobado de forma unánime iniciar todo el proceso para la restauración de la Sagrada Imagen del Yacente del Santo Entierro, obra de Francisco de Villegas en el año 1624. Con una amplia representación de hermanos que casi triplicaba el quorum exigido en los estatutos, la exposición del proyecto por parte del hermano mayor, Don Fernando J. Díaz, fue respaldada por todos los hermanos presentes, que mostraron su satisfacción en forma de ese incondicional apoyo unánime de cara a una intervención de gran calado para la corporación penitencial.

La hermandad cuenta con la inestimable ayuda del que fuera hermano mayor Don José María Rodríguez Núñez, que en el mencionado cabildo participó en la explicación del proceso burocrático para poder optar a las ayudas públicas que ofrece la Junta de Andalucía, y que ha dado su compromiso a la hermandad para estar junto a esta en todo lo relativo a esta restauración. La Junta de Gobierno le agradece su intercesión en una operación de tanta importancia.

El cabildo de hermanos no tuvo dudas y mostró, una vez más, todo su apoyo a la Junta de Gobierno para uno de los proyectos más ambiciosos de la cofradía en las últimas décadas.

Del mismo modo, recibió la aprobación para la intervención en el paso de ruedas sobre el que procesiona la Sagrada Urna, que precisa de una remodelación en su estructura a fin de hacerla más cómoda y menos pesada para el trabajo de la cuadrilla, así como para efectuar diversas mejoras en las piezas del mecanismo que permite el funcionamiento en cada salida procesional.

(Fotografía: Manolo León)

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad