Nuestra Señora de la Soledad

Nuestra Señora de la Soledad es obra anónima, que se sitúa posiblemente en el siglo XVIII. Como consecuencia de las numerosas restauraciones sufridas por la imagen, en la actualidad resulta casi imposible reconocer sus rasgos más primitivos.

En el siglo XX esta Dolorosa pasó por las manos de Miguel Láinez, quien, entre otras cosas, se encargó de hacer un nuevo juego de manos separadas, pues hasta ese momento la Virgen se presentaba con las manos entrelazadas.

Posteriormente Francisco Buiza, que también interviene en la misma zona de la imagen, y Luis Álvarez Duarte realizan algunas mejoras a la estructura de la talla. La última constancia de haber retocado a la Virgen de la Soledad se remonta al año 2003, a cargo de Francisco Javier Geraldía Capurro. 

1
Hola 👋 ¿En qué puedo ayudarte?
Pronto me pondré en contacto contigo.
Gracias.
Powered by
Share This